Este sitio utiliza cookies técnicas, analíticas y de terceros.
Al continuar navegando, acepta el uso de cookies.

Preferencias cookies

Temporada de huracanes

La temporada de huracanes en el Caribe comienza en junio y termina en noviembre.

En la circunscripción consular de la Embajada de Italia en Panamá, los territorios de Anguila, Antigua y Barbuda, Barbados, Dominica, Granada, Guyana, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago se ven afectados por la temporada de huracanes y, por lo tanto, se encuentran entre las zonas de mayor riesgo.

La National Oceanographic Atmospheric Administration (N.O.A.A.) de los Estados Unidos sigue todas las fases de los huracanes desde su formación frente a África, tratando de predecir su intensidad y dirección. Esta información está disponible en https://www.nhc.noaa.gov/.

Las autoridades locales han tenido que adquirir cierta experiencia en la gestión de emergencias relacionadas con fenómenos meteorológicos extremos. A pesar de las diferencias entre los países, la población suele estar informada de las medidas que deben tomarse en caso de que se produzcan tales acontecimientos.

En el período previo a la llegada de un huracán, las Autoridades locales toman medidas de prevención y alerta a la población. La Embajada sugiere la evacuación inmediata, cuando sea impuesta por las autoridades locales.

Durante el paso del huracán es absolutamente recomendable no salir al aire libre. Es muy probable la interrupción del suministro de electricidad, así como de las comunicaciones. Los puertos y aeropuertos pueden permanecer cerrados durante días. Las autoridades locales pueden imponer un toque de queda en las zonas afectadas.

No se garantiza que las oficinas de los cónsules honorarios sobre el terreno sean accesibles inmediatamente después del paso de un huracán, y la situación de emergencia puede persistir durante largos períodos en función de la intensidad del desastre.

Si tiene la intención de viajar o permanecer en los países en cuestión, le invitamos a registrar los detalles de su viaje en Dove Siamo nel Mondo.

 

«PLAN DE PREPARACIÓN»: ¡ESTÉN PREPARADOS!

Se aconseja lo siguiente:

1. ponerse de acuerdo con amigos o familiares que vivan en una zona de no evacuación o de bajo riesgo, o dirigirse a un hotel interior;
2. establecer un plan de evacuación;
3. comunicar a la familia y a los vecinos a dónde irá en caso de emergencia;
4. si se tienen embarcaciones propias, trasladarlas a lugares seguros;
5. cuidar de su mascota y prever que amigos o familiares puedan cuidarla.

En caso de evacuación, deben tenerse en cuenta los siguientes puntos:

puede llevar consigo medicamentos;
e. Asegurarse de que tiene reservas de gasolina en su vehículo;
seguí desconectando el televisor y el ordenador y llevando la antena o la antena parabólica dentro de la vivienda;
Mover muebles, electrodomésticos y otros objetos dentro, lejos de las ventanas.

KIT DE SUPERVIVENCIA

A título de ejemplo, se citan algunos de los objetos de los que conviene disponer:
– radio lina/TV/ventilador (batería);
– linterna eléctrica;
– pilas;
– abrelatas;
– botiquín de primeros auxilios;
– ropa;
– mantas y almohadas;
– repelente para insectos;
– cerillas, linternas y encendedores;
– medicamentos de primera necesidad;
– artículos para la higiene personal y para la higiene de los más pequeños;
– llaves de repuesto del vehículo y de la vivienda;
– combustible (almacenado en contenedores especiales) y extintor de incendios;
– mapa de la zona;
– dinero en efectivo.